Cirugía de casas (y cocinas)

Voy a dejar por un momento de cocinar e introducirme dentro de mi profesión realmente. Un compañero arquitecto me ha dejado un libro antiguo, pero muy interesante. Se titula Cirugía de casas, pero tiene un capítulo dedicado a la cocina; ese lugar tan importante dentro de la vivienda. Rodolfo Livingston entre otras cosas explica que en una vivienda humilde, una pared entre la cocina y el comedor es tan absurda como una pared entre la mesa de luz y la cama. Enumera defectos típicos en la proyección de las cocinas: muchos aparatos, pero poca superfície de trabajo; falta de espacio para trabajar dos personas; falta de encimera a la izquierda de la nevera; escurridores de platos sobre la encimera y paredes desaprovechadas, entre otros. Plantea que el arquitecto próximo se debería plantear por que no pueden quedar los platos en el escurridor entre una y otra comida, por ejemplo.  No comparte la idea actual de cocina-laboratorio, donde todo queda escondido y parece perfecto, sin alegría, sin vida. Definitivamente la cocina ideal no existe, porque no existen las casas ni las personas ideales.

Anuncios

2 comentarios en “Cirugía de casas (y cocinas)

  1. Ay! si vieras la mía. Tan pequeña… Y sin embargo, orgullosa me siento de la actividad frenética de cazuelas y personas que le damos vida a diario. Mi sueño: una gran cocina con una gran mesa familiar en medio en la que no haya que pasar de perfil para sentarse a comer… En fin, algún día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s