La unificación de las berenjenas

“El único producto mediterráneo realmente uniformador y quizás algún día unificador, es la presencia de la berenjena en todas las culturas culinarias, desde Siria a Murcia, de Viareggio a Túnez”¹ nos indicaba Manuel Vázquez Montalbán en 1995, y creo que así ha sido y será siempre, la comida y el estómago nos acercarán por un lado mientras que las monedas, las corbatas y las armas nos alejarán por otro.

Pues que ellos se lo pierdan, tú, ¿Por qué no elegir disfrutar de aquello que tienen los otros sin envidias, ni rencores, ni trapicheos, ni etiquetas ni colores? Será que no nos gusta aprender recetas, observar lo que cocinan otros, probarlo, traerlo, innovar y así mezclar y compartir.

Porque a todos nos gusta al visitar otro país probar lo que tienen, y compararlo con lo que nosotros tenemos, y a veces pensar que es mejor o que es peor, pero normalmente solo suele ser diferente, por eso nos fijamos. Y esta curiosidad tiene siglos y nos sigue llamando la atención, de ahí que decidamos importar productos y añadirlos a los nuestros. Y la berenjena es uno de ellos, que se cultiva en la India desde hace más de 4.000 años y fue traída hacia el Mediterráneo por comerciantes árabes.

Y lo mismo sucede cuándo te invitan a comer a una casa y te gusta el plato que te ponen, que preguntas: ¿y esto que lleva?, ¿y esto cómo lo has hecho? Y si te atreves, compras los productos y luego lo haces en tu casa, a sabiendas que es difícil que quede igual que lo que probaste, pero practicando ya has disfrutado, seguro.

Pues bien, os presento un plato que me enseñó la madre de una amiga un día que me invitaron a su casa: berenjenas rellenas. Quizás conocéis alguna receta similar, o no todos las preparamos de la misma manera, el relleno puede variar, o el amplio debate si la piel se come o no. Ahí lo dejo al gusto de cada uno.

berenjenas rellenas

Para elaborar ésta en concreto necesitamos: una berenjena por persona, una cebolla, un diente de ajo,  ½ kg. de carne picada (para 4 personas), 2 paquetes de queso rallado, sal y aceite. Empezamos partiendo las berenjenas por la mitad y las freímos en la sartén, solo marcarlas un poco para que cojan consistencia. Hacemos un sofrito con la cebolla, el ajo, la carne, la carne de las berenjenas que habremos vaciado previamente y un paquete de queso. Es recomendable añadirlos en ese orden y hacerlo a fuego lento, para que la cebolla quede bien pochadita y darle a todo un punto más jugoso. Cuando tengamos el sofrito, se rellenan las medias berenjenas y se les hecha el otro paquete de queso rallado por encima, se mete en el horno a gratinar… y listo.

¹ Manuel Vázquez Montalbán, “Panfleto desde el planeta de los Simios”, Barcelona, 1995.

Anuncios

4 comentarios en “La unificación de las berenjenas

  1. Las berenjenas es una de mis verduras preferidas, simplemente a la plancha o fritas están tremendas, y si nos curramos algo más ya ni te cuento…gracias por tu comentario…me encanta tus vacas flacas!!

  2. Eran uno de los platos más sabrosos que preparaba mi madre y tenían la pinta igual que las de la foto. Muy buena la introducción del artículo citando a Vázquez Montalbán y qué ricas las berenjenasssssssssss.

  3. Muchas gracias Sergi, pues a ver si te animas tú a hacerlas también y eres el que sorprende a tu madre 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s