Caffe Pedrocchi

cafe pedrochi

Me pongo el traje de gala, siempre metafórico porque nunca he llevado una corbata, y entramos en el Caffe Pedrocchi. Inagurado en 1831 y diseñado por el arquitecto Giuseppe Jappelli, se convirtió en un punto de encuentro bohemio de la ciudad de Padua. Es uno de estos sitios que no debería recomendar, me los guardo para mi, pero como en todos lados hay que seguir unas instrucciones de uso. Consumir en la barra y evitar sentarse, ya que un té se valora al módico precio de 6 euros. Me apasiona escuchar un piano y un contrabajo en directo, creo que es uno de esos placeres de la vida que se saborean con la edad. Con la edad y con algo para beber. La planta baja, destinada a cafetería, está caracterizada por una sucesión de salas que deben su nombre al color de la tapicería (sala blanca, sala rosa, sala amarilla, sala verde). En 1848 el Pedrocchi fue escenario de los movimientos del Risorgimento de los estudiantes como dejan ver las placas-recuerdo colgadas en las paredes de la sala blanca. Probablemente no comulgue con el estilo actual burgués del lugar, pero me dice cosas, me habla, me susurra y me dice que es un lugar perfecto para una noche perfecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s