La nutella de Killian

Las montañas están vivas como nosotros, hay que sentirlas, ellas siempre ganarán. Hay días en nuestra vida bajos, días en los que te apetece comer chocolate, que tienes esa necesidad. Hay días en los que te gustaría estar en la montaña aislado, desdepertar en un refugio a 3000 metros de altitud, sobre las nubes, estar apartado de todo. Sentir el viento y el frio de las montañas en la cara, esa sensación que hace muchos años que no vivo. Días en los que recuperas videos de gente como Jornet, imágenes indispensables, que te hacen desconectar y disfrutar. Este chaval entre muchas cosas tiene el record de subida al Kilimanjaro en poco más de 5 horas. Una de sus aficiones es comer pizzas y nutella antes de las carreras, o eso dice. Es humano, le gustan las cosas banales, le gusta disfrutar de la vida. La montaña pura, seduciéndola. También se puede admirar a gente anónima, como el cámara que graba las imágenes. Tenemos que descubrir a la gente anónima, a la gente de la calle, y compartir nutella con ella. Sonreir y vivir. Correr o morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s