Cena con Winston

ExposicionWChurchill17

El viejo bulldog me recibe con el cigarro en la boca y la copa de Champagne en mano. En su expresión facial no soy capaz de detectar su estado de ánimo y por si fuera poco es más bajito de lo que yo creía. De camino a la mesa pasamos por delante de un mapamundi. Me detengo un instante para observarlo, la geografía siempre me ha gustado. En el mapa se ven, en forma de pequeñas líneas discontinuas que convergen en “la pérfida Alvión”, las rutas de los convoyes que sustentaban Inglaterra. Estás líneas parten desde todos los confines del mundo.

Nos sentamos y regamos, con un excelente Champagne, un plato de ostras. Este hombre si que sabe vivir.

 – Como no, todo un Lord del Almirantazgo no me podría ofrecer otra cosa que un fruto del mar.

– Al mar debo mi vida

– Y su carrera

– ¿Como?

– No fue acaso gracias a su posición en el almirantazgo que llego a ser el “premier”?

 Frunce un poco el ceño, si eso es posible en una persona como él – Continuo sin entender su punto.

– Usted, como lord del almirantazgo diseñó la operación en Noruega que supuso la caída del gobierno de Chamberlain y su encumbramiento.

 Llega un plato de rosbeef acompañado con un pudin de Yorkshire, pero la bebida, pese a sus diferencias con De Gaulle, continua siendo Champagne.

 – Fue una desgracia eso, nada premeditado.

– En ningún momento he querido decir que fuera algo premeditado. Solo entiendo que usted, buen político, no fue un buen estratega. A parte de Noruega, Gallipolli fue un desastre y también lo fue la entrada en Europa por la suave barriga del Cocodrilo.

Da una inmensa calada a su puro. Me mira con altivez. Supongo que no entiende quién soy yo para juzgar sus actos. Él pasará a la historia, por si fuera poco como un salvador y yo, seguro que no es capaz ni de pronunciar bien mi nombre.

De postres llega una bandeja con frutas, uvas en abundancia y algunas nueces. Él acompaña las uvas con queso Stilton, a mi me vienen arcadas.

Me gustaría echarle en cara su inicial apoyo a Mussolini y Hitler, la visión que tenia de ellos como salvadores de una Europa amenazada por la barbarie comunista, pero estamos ya en los postres y no quiero amargar las uvas. No ha habido ni habrá un juicio histórico para él.

Now this is not the end. It is not even the beginning of the end. But it is, perhaps, the end of the beginning

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s