Malditos turistas

Fuera de tu comunidad de vecinos siempre serás un turista más. Pasear por una ciudad nueva te convierte en eso, aunque lleves viviendo ya unos meses. Venecia es un gran ejemplo, siempre serás un turista y siempre te timarán. Aún así, sorteando lo inevitable, se pueden visitar lugares escondidos dentro de esta ciudad tan curiosa. Piérdete por Dorsoduro, entre las calles de las viviendas obreras, dónde el paisaje no se reconoce veneciano. Piérdete no  sólo en sentido figurado, porque lo acabarás sufriendo. Y mientras caminas te preguntas: ¿Dónde comprarán los vecinos? ¿Es posible tener una vida normal a la que nosotros estamos acostumbrados entre tanta agua? Pero no sólo el agua, sino los malditos turistas con el síndrome de la cámara fotográfica. A veces no me puedo resistir y la acabo sacando. Una barca-tienda de verduras y frutas es una excusa perfecta, teniendo muy claro que ahí sólo comprar turistas. Menos mal que de esto en Can Vidalet no lo tenemos.

SONY DSC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s