Arquitectura de mantequilla

kamut galletasPocas cosas puedo decir de mi estancia en Pádova en términos laborales. Bueno, en realidad muchas, pero mejor no comentarlas para no herir sensibilidades. La arquitectura es de mantequilla, se escurre por las manos, es un gesto de puertas para afuera y como una masa extraña hacía el interior. Una masa que le falta consistencia, más harina de kamut por ejemplo, ahora que el kamut está de moda. Pon ese toque “snob” en tu vida. No se si hay más futuro como fabricante de maquetas de harina y mantequilla, quiero decir galletas, o seguir dibujando en CAD, ahora que tampoco está de moda.

Seguiremos pensando sobre el futuro, “agradeciendo” la nueva ley de costas, la burbuja y al sistema de los falsos autónomos entre muchas otras cosas hasta que la “roba” mejore. O sino, maquinando un plan B. ¿Qué tal el futuro de las maquetas comestibles? De la arquitectura culinaria y sensitiva. ¿Alguna idea? Mientras tanto unas galletitas caseras no vienen nada mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s